En este artículo explicamos cómo pintar con vino y desglosamos los diferentes elementos que es necesario tener en cuenta a la hora de llevar a cabo una obra de este tipo

Historia

Historicamente el vino está ligado al mundo del Arte, principalmente como tema de representación. No es fácil encontrar información como técnica en la bibliografía especializada. Sí existen referencias a su uso como material pictórico, en preparados y pinturas en recetas tradicionales (temple, por ejemplo). No obstante, en la actualidad es empleada como técnica por diversos artistas que trabajan con vino para la elaboración de sus obras.

Cómo Pintar con vino: materiales y técnicas

El Vino

El vino es una bebida que se obtiene por fermentación del zumo de la uva. El proceso de fermentación hace que los azúcares de la uva se tranformen en alcohol etílico.

El vino posee diversas caracterísitcas visuales (transparencia, brillo y color) que no solo contribuyen a la experiencia sensorial, sino que también son indicadores de su calidad y que se relacionan con el sabor y el aroma. En nuestro caso nos va a interesar la gama diversa de colores y tonos que podemos emplear para ve cómo pintar con vino.

El color del Vino

El Vino blanco se elabora con uvas blancas (blanc de blancs). No obstante, es posible elaborar vino blanco con uva tinta (blanc de noirs) si el mosto no entra en contacto con las pieles. Los vinos blancos se elaboran fermentando el mosto libre de pieles y semillas,

El vino tinto solo se puede elaborar con uva tinta, macerando el mosto con las pieles y semillas. Este proceso puede durar unas horas (vinos rosados), días para vinos tintos de consumo y varias semanas para los vinos tintos destinados a la crianza.

Los colores del Vino

Pintando con vino, podemos obtener una amplia gama de tonalidades. Van desde el violáceo en los tintos jóvenes, pasando por los rosas y naranjas en los vinos rosados, para acabar en los dorados y amarillos verdes de los vinos blancos y finos. Aplicados al papel, los vinos resultan en una pintura rica en matices. Parte de su belleza reside en que su aspecto y propiedades irán evolucionando con el tiempo (como el propio vino) Aplicado sobre papel, se trata de una técnica muy similar a la acuarela. Los diferentes vinos tienen un color propio que darán diversos tonos en función de su concentración. Aplicando pinceladas amplias conseguimos los efectos y las aguas propios de los lavados de acuarela; las pinceladas pequeñas y son las indicadas para dotar de contraste las figuras y precisar los detalles.

Cómo pintar con vino: diferentes tonalidades del Vino

Cómo pintar con vino: el vino como pintura

Preparación del color

Podemos emplear el vino directamente vertido de la botella para pintar. Dependiendo de sus características y color podemos preoceder de diversas formas. No obstante, existen artistas que también emplean la borra. La borra es un subproducto del proceso de elaboración del vino. compuesto de los residuos sólidos que quedan tras extraer el zumo de las uvas.

Cómo Pintar con vino: uvas

Soportes

El soporte debe tener la capacidad de absorber el líquido

Papel

Existen diversidad de calidades de papel. Dadas las similitudes de la pintura con vino con la técnica de la acuarela, un papel con unas buenas condiciones absorbentes será un magnífico soporte para recibir la pintura. Nuevamente, y en función de las condiciones del trabajo, nos podemos decantar por diversas calidades de grano, en función de si deseamos un acabado más o menos texturado.

Otra caracterísitica a tener en cuenta en el papel es el grado de acidez. Idealmente, nuestro papel tendrá PH= 7, es decir, PH neutro, ya que un PH ácido incide negativamente sobre las condiciones de conservación de la obra.

Dependiendo de las dimesiones del trabajo y del número de lavados que planteemos hacer se puede emplear el papel directamente. No obstante, para evitar su deformación y trabajar cómodamente, se recomienda fijarlo sobre un soporte rígido. Nuevamente, las opciones son múltiples, destacandoel montaje sobre bastidor, o el encolado sobre panel rígido (tablero de contrachapado, EDM, láminas de aluminio, panel sandwich, materiales sintéticos )

Como pintar con vino. Papel

Tela

También podemos aplicar la Pintura con Vino sobre tela directamente. La tela carecerá de apresto o cola, ya que limita sus cualidades de absorción.

Se pueden emplear telas de algodón, lona y si se requieren trabajos de mayor calidad se puede optar por variedad de tejidos de lino. A priori, se desaconsejan las fibras sintéticas debido a su grado de absorción.

Existen artistas que deciden ejecutar sus trabajos sobre materiales significativos como piezas de lencería dee hostelería: servilletas, manteles, etc.

Otras superficíes

Los soportes descritos con anterioridad son los tradicionales y su desempeño está muy contrastado. No obstante, nos encontramos en un terreno que favorece la experimentación.

Aditivos

Fluido de enmascarar, cera

El fluido de enmascarar es una disolución de látex de caucho que se aplica en zonas que se desea que queden teñidas por la pintura. Una vez acabada la obra, la película se puede retirar, quedando el color blanco del papel.

Alternativamente podemos emplear cera (parafina), cuyo efecto es análogo al del fluido de enmascarar, dado que repele el agua. Por tanto, la pintura solo quedará adherida a las zonas del papel que no estén cubiertas con las cera. Se pueden emplear colores de cera, velas

Texturizantes, aglutinantes

Existen nuemerosos aditivos propios de la técnica de la acuarela que se pueden ser útiles durante el proceso de elaboración de la pintura. No obstante, ciertos efectos pueden conseguirse por otros medios, sin modificar las cualidades organolépticas del vino.

hay quien opta por mezclar el vino con ajentes aglutinantes tales como látex, alquil, para conseguir un pintura más fácil de trabajar. Igualmente, se pueden modificar el grado de oxidación y el Ph de la mezcla, lo que modificará su color y sus propiedades.

Ceras de colores, reserva con cera

Evolución del color y Conservación de las obras.

No sólo es importante conocer cómo pintar una obra con vino, sino cómo conservarla, en el caso que se requiera. Al igual que ocurre con el vino, las caracterísiticas visuales de las pinturas realizadas con este material evolucionarán con el tiempo. En ambos casos, el color evolucionará segun la composición química del vino, especialmente por su composición en compuestos denominados fenólicos. Es difícil predecir el color de un vino a partir de su composición química, dada la gran cantidad de sustancias que pueden contribuir a su color. Para saber más sobre cómo las sustancias responsables del color del vino y los cambios en su coloración, podéis leer este artículo sobre la química del Color del Vino

El color de un vino joven será de color rojo con ciertos matices violáceos (antocianos, de su pH y fenómenos de copigmentación). Durante la crianza el vino evoluciona a tonalidades coor teja, ya que se producen reacciones químicas que originan nuevos pigmentos. Un vino muy añejo será de tonalidades marronosas (desaparición de los antocianos, presencia de piranoantocianos y otros pigmentos complejos). La estabilidad del color del vino tinto se ve afectada por las temperaturas altas (se favorece la formación de calconas y su posterior oxidación).

En suma, los colorantes de dichos materiales se degradarán por exposición al aire, a la luz, etc. No obstante, trabajos realizados con vino pueden prolongar su vida en condiciones de conservación controladas: enmarcado que proporcione estanquiedad y prevenga el contacto con la atmósfera y la humedad, almacenamiento/ exposición en lugares con poca exposición a la luz, barnizado, etc


Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *